Prueba la Fosfatidilserina: un suplemento para mejorar el estado de ánimo

Escrito por Angie Arriesgado
imagen destacada del artículo sobre suplementos para mejorar el estado de ánimo

¿Te sientes deprimido? Evita tener el ceño fruncido con la ayuda de la Fosfatidilserina, ¡el suplemento natural para mejorar el estado de ánimo! Sigue leyendo para descubrir cómo este nutriente que estimula el cerebro no solo es bueno para tu materia gris. ¡Podría ser el suplemento que estabas buscando para mejorar tu estado de ánimo y volver a sonreír!

¿Qué hace que la Fosfatidilserina sea un estimulante natural del estado de ánimo?

La Fosfatidilserina (FS para abreviar) puede ser un estimulante eficaz del estado de ánimo debido a su papel en la función cerebral y la respuesta al estrés. ¡Echemos un vistazo a las diferentes formas en que la FS puede contribuir a hacerte sentir mejor!

La Fosfatidilserina puede ayudar a mejorar la salud de las células cerebrales

La Fosfatidilserina es un fosfolípido de la membrana celular. Se encuentra en todo el cuerpo, con las concentraciones más altas en nuestras células cerebrales. Si bien podemos obtener FS de los alimentos, el cuerpo también la produce de forma endógena. Sin embargo, la producción de FS del cuerpo disminuye a medida que envejecemos, lo que provoca un deterioro cognitivo y otros problemas neurodegenerativos relacionados con la edad.

Afortunadamente, tomar suplementos de FS puede ayudar a aumentar las reservas del cuerpo. Esto se debe principalmente a que la FS tiene una alta biodisponibilidad y puede cruzar fácilmente la barrera hematoencefálica, donde es absorbida por las membranas celulares1.

Como componente esencial de las membranas de las células cerebrales, la Fosfatidilserina ayuda a garantizar la integridad y el funcionamiento adecuado de las células. Las células cerebrales sanas son vitales para la regulación del estado de ánimo y otras funciones cognitivas2.

La Fosfatidilserina puede ayudar con la función de los neurotransmisores

La Fosfatidilserina juega un papel clave en la gestión de los neurotransmisores (NT). Piensa en los neurotransmisores como mensajeros químicos que transportan señales/mensajes desde una neurona a una célula objetivo (podría ser otra neurona, una célula muscular o una glándula).

El papel de la FS en la neurotransmisión implica mantener las membranas de las células cerebrales fluidas y saludables. Esto asegura que los receptores de NT (donde los NT se unen e inician una respuesta en la neurona) funcionen de manera óptima3.

Al influir en la disponibilidad y recaptación de NT, la Fosfatidilserina puede tener un impacto positivo en el bienestar emocional y la regulación del estado de ánimo4.

Si bien hay muchos NT, hay dos que están directamente relacionados con el estado de ánimo: la serotonina y la dopamina5.

La serotonina es un NT inhibidor que ayuda a regular el estado de ánimo, el sueño, el apetito y el dolor. Por otro lado, la dopamina interviene en el sistema de recompensa del cuerpo, ya que afecta el placer, la concentración y la motivación6.

La Fosfatidilserina puede ayudar a reducir el estrés

El estilo de vida moderno es muy ajetreado y a menudo resulta en una producción elevada de cortisol (conocido como la hormona del estrés), lo cual contribuye al estrés y al insomnio. Puede provocar ansiedad, inquietud, tristeza, depresión, ira y otras emociones negativas7.

La buena noticia es que existe evidencia de que la FS puede ayudar a regular el cortisol, contribuyendo así a un estado de ánimo más equilibrado. Un estudio científico concluyó que una dosis de 400mg puede reducir eficazmente la respuesta a las emociones negativas y mejorar las reacciones emocionales frente al estrés8.

Artículo relacionado: Videojuegos y Fosfatidilserina: ¿códigos de trucos para la salud cognitiva?

La Fosfatidilserina puede ayudar a mejorar los síntomas de la depresión

La depresión clínica (o trastorno depresivo mayor) va más allá de los sentimientos normales de tristeza. Es una combinación de pena, miseria y angustia que persiste durante semanas o meses. Esta condición debilitante puede alterar la vida diaria y el autocuidado y, en algunos casos, conducir trágicamente a la autolesión9.

Si bien sólo hay unos pocos estudios sobre este tema, las investigaciones realizadas hasta la fecha apuntan a la Fosfatidilserina como un posible antidepresivo y estimulante del estado de ánimo.

En uno de estos estudios, diez mujeres de edad avanzada mostraron una mejora significativa en sus síntomas de depresión, memoria y comportamiento después de tomar 300 mg de FS al día durante 30 días10.

Otro estudio combinó FS con ácidos grasos Omega-3 (específicamente, EPA y DHA). Participaron 18 sujetos de edad avanzada que padecían depresión grave y no habían respondido eficazmente a los antidepresivos, quienes recibieron un suplemento tres veces al día durante 12 semanas; cada dosis contenía 100mg de FS, 119mg de DHA y 70mg de EPA. Se observaron mejoras notables en sus síntomas depresivos y niveles reducidos de cortisol en la saliva11.

La Fosfatidilserina puede ayudarte a dormir mejor

Los beneficios comentados anteriormente contribuyen a reducir la ansiedad y mejorar la calidad del sueño de las siguientes maneras:

En primer lugar, consumir FS aumenta sus niveles en el cerebro, ya que cruza fácilmente la barrera hematoencefálica. Esta mayor cantidad de FS ayuda a equilibrar los niveles de cortisol, disminuyendo el estrés y la ansiedad y mejorando la calidad del sueño. Este fenómeno se ha observado en estudios científicos tanto en animales como en humanos12.

En segundo lugar, la FS también desempeña un papel en la regulación de la serotonina, un neurotransmisor clave para el estado de ánimo y el sueño.

En tercer lugar, la FS ayuda a resensibilizar los receptores cerebrales al cortisol, contribuyendo así a evitar el exceso de producción13.

Así pues, estos efectos combinados dan como resultado una disminución de la ansiedad y una mejor calidad del sueño.

¿Quién podría beneficiarse de un suplemento como la Fosfatidilserina?

Las personas que pueden encontrar útil la Fosfatidilserina son aquellas que tienen poca energía o sufren estrés, depresión leve o cambios de humor frecuentes. Sin embargo, cualquier persona que desee mejorar su estado emocional puede beneficiarse de tomar suplementos de FS.

Dicho esto, no todo el mundo necesita un suplemento para mejorar el estado de ánimo. Por ejemplo, el yoga de la risa puede traer alegría y positividad a tu vida de forma gratuita. También puede servir para ejercitar los músculos faciales y abdominales, así como quemar calorías14. Además, comer chocolate amargo, yogur y otros alimentos que aumentan la dopamina ¡también puede hacerte feliz!

¿Cuál es la dosis recomendada de Fosfatidilserina para mejorar el estado de ánimo?

La dosis inicial recomendada de Fosfatidilserina para mejorar el estado de ánimo es de 300mg al día, divididos en tres dosis de 100mg con las comidas. Sin embargo, si tienes niveles altos de cortisol, es posible que necesites más cantidad, hasta 800mg, como se observó en algunos estudios (consulta a tu médico antes de aumentar tu dosis).

Ajusta la dosis según la respuesta de tu cuerpo, empezando con 100mg y aumentando la cantidad gradualmente. Si experimentas agitación o problemas para dormir, es posible que la dosis sea demasiado alta y deba reducirse.

En cuanto a los posibles efectos secundarios, algunas personas han informado de insomnio y malestar estomacal al tomar más de 300mg al día.

Consejo: habla siempre con tu médico antes de tomar un nuevo suplemento.

Conclusión

Nuestra Fosfatidilserina sin soja es una opción prometedora si buscas un suplemento natural para mejorar tu estado de ánimo. Su capacidad para regular los neurotransmisores y equilibrar las hormonas del estrés la convierte en una excelente opción para mejorar la función cognitiva y reducir la ansiedad. Consulta el resto de nuestros suplementos nootrópicos que también ¡pueden mejorar el estado de ánimo y el rendimiento cognitivo!

Referencias:

  1. Glade, Michael J., and Kyl Smith. “Phosphatidylserine and the Human Brain.” Nutrition (Burbank, Los Angeles County, Calif.), vol. 31, no. 6, June 1, 2015, pp. 781–786, www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25933483 ↩︎
  2. Alagumuthu, Manikandan, et al. “Phospholipid—the Dynamic Structure between Living and Non-Living World; a Much Obligatory Supramolecule for Present and Future.” AIMS Molecular Science, vol. 6, no. 1, 2019, pp. 1–19, https://doi.org/10.3934/molsci.2019.1.1. ↩︎
  3. Glade, Michael J., and Kyl Smith. “Phosphatidylserine and the Human Brain.” Nutrition (Burbank, Los Angeles County, Calif.), vol. 31, no. 6, June 1, 2015, pp. 781–786, www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25933483 ↩︎
  4. Ma, Xiaohua, et al. “Phosphatidylserine, Inflammation, and Central Nervous System Diseases.” Frontiers in Aging Neuroscience, vol. 14, Aug. 3, 2022, https://doi.org/10.3389/fnagi.2022.975176. ↩︎
  5. Eske, Jamie. “Dopamine vs. Serotonin: Similarities, Differences, and Relationship.” Www.medicalnewstoday.com, 19 Aug. 2019, www.medicalnewstoday.com/articles/326090. ↩︎
  6. Cleveland Clinic. “Neurotransmitters: What They Are, Functions & Types.” Cleveland Clinic, 14 Mar. 2022, my.clevelandclinic.org/health/articles/22513-neurotransmitters. ↩︎
  7. Mayo Clinic. “Stress Management.” Mayo Clinic, Mayo Clinic, 24 Mar. 2021, www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/stress-management/in-depth/stress-symptoms/art-20050987. ↩︎
  8. Hellhammer, J., et al. “Effects of Soy Lecithin Phosphatidic Acid and Phosphatidylserine Complex (PAS) on the Endocrine and Psychological Responses to Mental Stress.” Stress, vol. 7, no. 2, June 2004, pp. 119–126, https://doi.org/10.1080/10253890410001728379. ↩︎
  9. Gelenberg, Alan. “Get Help with Depression.” Www.psychiatry.org, www.psychiatry.org/patients-families/depression. ↩︎
  10. Maggioni, Marco, et al. “Effects of Phosphatidylserine Therapy in Geriatric Patients with Depressive Disorders.” Acta Psychiatrica Scandinavica, vol. 81, no. 3, March 1, 1990, pp. 265–270, https://doi.org/10.1111/j.1600-0447.1990.tb06494.x. ↩︎
  11. Komori, Teruhisa. “The Effects of Phosphatidylserine and Omega-3 Fatty Acid-Containing Supplement on Late Life Depression.” Mental Illness, vol. 7, no. 1, Apr. 1, 2015, https://doi.org/10.4081/mi.2015.5647. ↩︎
  12. Valadas, Jorge S., et al. “ER Lipid Defects in Neuropeptidergic Neurons Impair Sleep Patterns in Parkinson’s Disease.” Neuron, vol. 98, no. 6, June 27, 2018, pp. 1155-1169.e6, https://doi.org/10.1016/j.neuron.2018.05.022. ↩︎
  13. Monteleone, P., et al. “Blunting by Chronic Phosphatidylserine Administration of the Stress-Induced Activation of the Hypothalamo-Pituitary-Adrenal Axis in Healthy Men.” European Journal of Clinical Pharmacology, vol. 42, no. 4, 1992, pp. 385–388, https://doi.org/10.1007/bf00280123. ↩︎
  14. Buchowski, M.S., et al. “Energy Expenditure of Genuine Laughter.” International Journal of Obesity, vol. 31, no. 1, May 2, 2006, pp. 131–137, https://doi.org/10.1038/sj.ijo.0803353. ↩︎

15% de descuento en tu primer pedido

Escribe tu email para recibir tu cupón con un 15% de descuento