Envío gratis disponible en todos los pedidos

¿Cuál es el mejor momento para tomar probióticos? ¿Mejor con comida o con el estómago vacío?

reloj para el desayuno

 

¿Cuál es el mejor momento para tomar probióticos? ¿Por la mañana? ¿Quizás después de la comida? Esta parece ser la pregunta que más divide a los fabricantes de probióticos, dando lugar a mucha información y a muchos consejos contradictorios. Sin embargo, no debería ser así.

Para responder a esta pregunta, tenemos que comprender qué situación maximizará las posibilidades de que las bacterias probióticas lleguen vivas adonde queremos que lleguen: al intestino grueso.

Muchas empresas proponen tomar sus probióticos por la mañana con el estómago vacío, pero en realidad no es un buen consejo. El motivo es que después de pasar toda la noche sin comer, el pH del estómago alcanza su punto más ácido, variando entre un pH de 0,8 a 2. Cuanto más ácido sea tu estómago, más posibilidades tiene de matar a los probióticos.

Entonces, ¿cuál es el mejor momento para tomar probióticos?

En realidad, el momento no es tan importante. Nosotros recomendamos a nuestros clientes que tomen sus probióticos por la mañana porque suele ser más fácil crear una rutina y no olvidar tomarlos. Sin embargo, no hay ningún problema si prefieres tomarlos en otro momento del día.

Lo más importante es tomar los probióticos con comida y no con el estómago vacío. Después de una comida, los niveles del pH gástrico aumentan a un valor de entre 4 y 7, lo cual significa que el estómago es mucho menos ácido y por tanto hay menos posibilidades de que los probióticos mueran. Además, las enzimas digestivas que se liberan cuando comemos garantizarán que el estómago se vacíe más rápidamente.

Un estudio de 2011 mostró que los probióticos que se toman en un plazo de 30 minutos tras una comida sobrevivían en cantidades considerablemente mayores que los probióticos que se tomaban más de 30 minutos después de una comida. El estudio también demostró que sobrevivían más bacterias cuando se tomaban con comida que cuando se tomaban con agua o con zumo de manzana.

Los autores del estudio afirmaban a continuación que era el contenido graso de la comida lo que resultaba importante para la supervivencia de los probióticos, así que prueba a añadir un poco de grasa a la comida con la que tomes tus probióticos [1].

Pero ¿y las cápsulas de recubrimiento entérico y de liberación prolongada?

Todas las empresas de probióticos reputadas deberían usar cápsulas de recubrimiento entérico o de liberación prolongada. Además, estas cápsulas deberían garantizar que los probióticos aguanten vivos el ácido del estómago. En Intelligent Labs usamos una cápsula de liberación prolongada. Sin embargo, ninguna empresa puede garantizar que estas funcionen perfectamente en cada ocasión. Así que, como queremos garantizar que cada una del mínimo de 50 mil millones de UFC (unidades formadoras de colonias) que hay en cada una de nuestras cápsulas llegue a tu intestino viva, sugerimos tomarlas con comida.

De hecho, más importante que buscar cápsulas de liberación prolongada o de recubrimiento entérico es asegurarse de que sea cual sea el probiótico que uses, este enumere las subcepas de bacterias que contiene. El mero hecho de enumerar una cepa debería ser una gran señal de advertencia sobre la calidad del producto.

Para la cepa de probiótico más común, el lactobacilo acidófilo, usamos la subcepa La-14*. Esta es una subcepa muy investigada que hemos elegido por sus beneficios únicos para la salud y por su capacidad de sobrevivir a los ácidos de estómago y la bilis.

Evita las cepas genéricas en los probióticos

Si sólo se menciona una cepa en un bote de probióticos, como el lactobacilo acidófilo, sin subcepas, es como si dijeras: «Tengo un perro». Muy bien, tienes un perro, pero ¿de qué raza es? Evidentemente, un pastor alemán es diferente a un pinscher miniatura. Al igual que esas dos razas tienen características diferentes, también las tienen las distintas subcepas de la misma cepa bacteriana. El hecho de mencionar sólo la cepa sin subcepas es una señal de que la empresa de probióticos está usando una cepa genérica barata para ahorrar costes, cuyas propiedades de supervivencia y para la salud son desconocidas.

Así que, para concluir, si estás tomando probióticos de Intelligent Labs, el mejor momento para tomar probióticos es con una comida. Así se crea la mejor situación posible para que las bacterias buenas lleguen a los intestinos vivas. Sin embargo, como usamos cápsulas de liberación prolongada y subcepas seleccionadas específicamente para sobrevivir a condiciones acídicas, también puedes tomarlas con el estómago vacío si te viene mejor y funcionarán bien de todas formas.

*Las otras subcepas de los probióticos de Intelligent Labs son: Lactobacillus casei LC-11Lactobacillus paracasei Lpc-37Lactobacillus plantarum Lp-115 rhamnosus Lr-32Lactobacillus lactis Li-23, Bifidobacterium bifidum Bb-06Bifidobacterium breve Bb-03Bifidobacterium lactis Bi-04, y Bifidobacterium longum BI-05.

frasco de probióticosReferencias

[1] Tompkins TA1, Mainville I, Arcand Y. The impact of meals on a probiotic during transit through a model of the human upper gastrointestinal tract. Benef Microbes. 1 de diciembre de 2011; 2(4):295-303.

15% de descuento en tu primer pedido

Escribe tu email para recibir tu cupón con un 15% de descuento