Free Shipping Available On All Orders

El omega 3 y el azúcar en sangre

Omega-3 And Blood Sugar 1

Cuando la gente piensa en los niveles de azúcar en sangre, lo primero que normalmente les viene a la cabeza es la diabetes y la idea de pincharse el dedo para que una pequeña máquina te dé un número. Con el aumento de casos de diabetes en los últimos años, se trata de un término que oímos a menudo y que se ha convertido en una fuente de temor. El vínculo entre los niveles de azúcar en sangre altos y la diabetes está muy establecido. Los profesionales sanitarios están de acuerdo en que tener un nivel de azúcar en sangre elevado constante puede llevar al desarrollo de diabetes o empeorar casos previos. A causa de esto, no es de extrañar que muchas personas estén buscando formas de mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control. Entre las formas naturales de controlar los niveles de azúcar en sangre, los ácidos grasos omega 3 han demostrado ser una gran promesa en este campo.

Los niveles de azúcar en sangre miden cuánta glucosa hay en el torrente sanguíneo. Cuando comes, la comida se descompone y se produce la glucosa o azúcar. Se envía del sistema digestivo al flujo sanguíneo y después es absorbida por las células para utilizarla o para almacenarla para cuando sea necesario. La glucosa es la fuente de energía principal del cuerpo y por tanto es importante tener una cantidad aceptable, pero cuando hay demasiada glucosa, puede ser peligroso.

Los niveles de azúcar en sangre que se consideran altos varían dependiendo del momento del día. Durante el periodo entre comidas, conocido como periodo en ayunas, se consideran altos los niveles de azúcar en sangre superiores a 100 mg/dL. Durante las dos horas después de una comida, los niveles de azúcar en sangre serán elevados, pero aun así no se consideran altos a menos que sean superiores a 120 mg/dL. Una vez que los niveles superan estos valores, el cuerpo entra en un estado conocido como hiperglucemia. Mientras que un caso ocasional de hiperglucemia no es perjudicial y no es nada de lo que preocuparse, una hiperglucemia continua o frecuente es motivo de alarma. Puede provocar daños en múltiples partes del cuerpo, incluyendo el sistema vascular, el cerebro, los riñones, los ojos y el sistema nervioso.

Una de las formas más efectivas de prevenir problemas provocados por niveles de azúcar en sangre altos es detectar el problema en una fase temprana. Estos tipos de problemas de salud pueden comenzar en una edad temprana y si se tratan lo antes posible y se comprende cómo controlar el azúcar en sangre, a menudo se puede evitar el daño a la salud en general. Se ha demostrado que los ácidos grasos omega 3 son muy efectivos a la hora de reducir de forma natural el azúcar en sangre. Un estudio realizado con jóvenes de entre 22 y 26 años que llevaban un estilo de vida saludable, dio como resultado un mejor control de los niveles de azúcar en sangre. Los ácidos grasos omega 3 utilizados en este estudio fueron el DHA y el EPA, que habían sido extraídos de huevas de arenque. Estos son los mismos tipos de ácidos grasos que están contenidos en los suplementos de omega 3, así que estos hallazgos sugieren que tomar suplementos de omega 3 a una edad relativamente joven puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre y a prevenir problemas relacionados con el azúcar en sangre en el futuro.

Tener niveles de azúcar en sangre altos puede estar provocado por distintos factores. El factor principal es una dieta que contiene una gran cantidad de azúcar y carbohidratos. Mantener una dieta saludable es un aspecto clave para prevenir múltiples problemas de salud, pero por el mero hecho de ser humanos, puede ser difícil comer siempre como deberíamos hacerlo, y todo el mundo peca a veces de tomar comidas deliciosas pero poco sanas. El aceite de pescado de omega 3 puede salvarte el día en ese tipo de situaciones y evitar que los niveles de azúcar en sangre tengan un impacto negativo cuando comemos una comida poco saludable. Un estudio de 2014 demostró que los ácidos grasos omega 3 pueden ayudar a regular cómo metabolizamos la glucosa. Se vio que disminuye el riesgo de obesidad al evitar que las células absorban demasiada glucosa, y que evitan daños al cuerpo contrarrestando la inflamación que puede ser causada por los altos niveles de azúcar en sangre.

 

Omega-3 And Blood Sugar 2

Otro factor que puede contribuir a tener los niveles de azúcar en sangre altos es la genética. Uno de los problemas genéticos que puede provocar hiperglucemia es el hiperinsulinismo congénito. En 2014 un estudio publicado en Front Endocrinol examinó el efecto que podría tener el omega 3 en niños con esta enfermedad. Los niños que tomaron omega 3 mostraron una disminución significativa del riesgo de convertirse en hiperglucémicos, demostrándose así la efectividad de los ácidos grasos omega 3 para controlar los niveles de azúcar en sangre.

Aunque la dieta y la genética son los factores más comunes de los problemas de azúcar en sangre, las lesiones también pueden ser una causa. Quienes han sufrido lesiones cerebrales traumáticas pueden estar en riesgo de sufrir hiperglucemia e hipoglucemia, que es el estado en el que entra el cuerpo cuando no hay suficiente glucosa en el flujo sanguíneo. Una lesión en ciertas partes del cerebro puede provocar muerte celular y alterar los procesos que controlan la regulación del azúcar en sangre. Los ácidos grasos omega 3 son importantes para la salud cerebral y para el proceso de curación después de una lesión cerebral. Un estudio de 2013 examinó el efecto que podría tener una carencia de omega 3, así como de vitamina D, en las personas que se estén recuperando de una lesión cerebral traumática. Los resultados indicaron que la falta de omega 3 en una dieta podría dificultar el proceso de curación y llevar a un mayor riesgo de que haya una regulación deficiente del azúcar en sangre. Teniendo en cuenta estos hallazgos, tomar suplementos de omega 3 tras sufrir este tipo de lesiones puede ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre, y podría contribuir a una curación más rápida que mejorase más la regulación de la glucosa.

En lo referente a la regulación de los niveles de azúcar en sangre, el aceite de pescado de omega 3 puede ser una bendición. Ha demostrado una extraordinaria capacidad de reducir los niveles de azúcar en sangre de forma natural, independientemente de cuál sea la causa de la regulación deficiente del azúcar en sangre. Tanto si se padecen problemas con la regulación del azúcar en sangre como si se desea prevenir posibles problemas con el azúcar en sangre en el futuro, el aceite de pescado de omega 3 es una ayuda para la salud segura y eficaz que sin duda no se debería pasar por alto.

Referencias

Bjørndal, B., Strand, E., Gjerde, J., Bohov, P., Svardal, A., Diehl, B., . . . Berge, R. (n.d.). Phospholipids from herring roe improve plasma lipids and glucose tolerance in healthy, young adults. Lipids Health Dis Lipids in Health and Disease, 82-82. Consultado el 27 de junio de 2015 en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4038089/

Capel, F., Acquaviva, C., Pitois, E., Laillet, B., Rigaudière, J., Jouve, C., . . . Morio, B. (n.d.). DHA at nutritional doses restores insulin sensitivity in skeletal muscle by preventing lipotoxicity and inflammation. The Journal of Nutritional Biochemistry.

Matthews, L., Danner, O., Ahmed, Y., Dennis-Griggs, D., Frederick, A., Clark, C., . . . Wilson, K. (n.d.). Combination therapy with vitamin D3, progesterone, omega-3 fatty acids and glutamine reverses coma and improves clinical outcomes in patients with severe traumatic brain injuries: A case series. International Journal of Case Reports and Images IJCRI, 143-143. Consultado el 27 de junio de 2015 en http://www.ijcasereportsandimages.com/archive/2013/003-2013-ijcri/002-03-2013-matthews/ijcri-00203201322-matthews-full-text.php

Skae, M., Avatapalle, H., Banerjee, I., Rigby, L., Vail, A., Foster, P., . . . Clayton, P. (2014). Reduced Glycemic Variability in Diazoxide-Responsive Children with Congenital Hyperinsulinism Using Supplemental Omega-3-Polyunsaturated Fatty Acids; A Pilot Trial with MaxEPAR. Front. Endocrinol. Frontiers in Endocrinology. Consultado el 27 de junio de 2015 en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3952031/

Victor. (Fotógrafo). 15 de noviembre de 2013. Diabetes Test [Web Photo]. Obtenida de https://www.flickr.com/photos/v1ctor/

Claim 5% Off Your First Order

Enter your email address to receive your 5% discount coupon